Proteger la propiedad intelectual es el tema estrella en el mundo empresarial.

 

El robo de la propiedad intelectual es una amenaza emergente y un tema que preocupa cantidad en las reuniones de las empresas.  Afecta a todos los sectores, pero sobretodo, a la industria, a fabricantes y productores, creadores y propietarios de productos servicios o marcas.

 

El presidente Donald Trump ya ha impuesto aranceles sobre bienes chinos por valor de 50.000 millones de dólares, apuntando directamente al robo de propiedad intelectual de los Estados Unidos por parte de China.

Estados Unidos ha reconocido siempre que el robo de propiedad intelectual, tiene un coste de millones de dólares y miles de empleos en la economía estadounidense.

 

Para hacerse una idea, el representante de comercio de Estados Unidos, que lideró una investigación durante siete meses sobre el robo de propiedad intelectual de China, descubrió que «el robo chino de propiedad intelectual estadounidense tiene un coste que representa entre $ 225 mil millones y $ 600 mil millones anualmente».

 

Estos números están en línea con el informe del robo total de cuentas de secretos comerciales de EE. UU. Por entre $ 180 mil millones y $ 540 mil millones por año, según la Comisión sobre el robo de la propiedad intelectual.

 

No todo ocurre entre China y EEUU, existen muchas empresas aquí, de todos los tamaños, también preocupadas por impedir la revelación de secretos de propiedad intelectual o industrial que pueda afectar a su negocio, producto, servicio o a su marca.

 

¿Qué deben hacer las empresas para evitar el robo de propiedad intelectual?  

 

En primer lugar, es necesario que las empresas asuman que no deben esperar a que se apliquen soluciones para proteger su propiedad intelectual, ya sea a base de leyes o recursos técnicos externos, si no adoptarlas cuanto antes, en su propio y único beneficio.

 

La solución no vendrá desde fuera, hay que anticiparse.  Sabemos que tras una pérdida de propiedad intelectual, muchas empresas no pueden continuar con su actividad.

 

El robo de Propiedad intelectual podría significar un gran desastre para cualquier empresa, tanto si los daños se producen desde dentro de la organización como si provienen de factores externos.

 

Para ello, es inevitable entender cuál es el riesgo que implica tener propiedad intelectual y, a partir de aquí, iniciar un enfoque proactivo que involucre tanto a personas como a procesos y tecnología.

 

Posteriormente es imprescindible incorporar medidas organizativas y controles técnicos efectivos para proteger la propiedad intelectual, los derechos de marca, las patentes o el copyright de la empresa.

 

Las organizaciones tienen que analizar cual es la propiedad intelectual a proteger y tomarlo como una prioridad para el negocio.  Antes del negocio, puesto que sin propiedad intelectual, no hay negocio.

 

¿Cómo se pierde propiedad intelectual?

 

Existen distintos modelos de perdida de propiedad intelectual, patentes, marcas o copyright.

 

La pérdida de la propiedad intelectual se produce, ya sea a través del espionaje industrial, bien porque la competencia contrata empleados con todo el conocimiento y secretos de la organización, o bien porque se sustrae información de… Clic para tuitear

 

El espionaje industrial afecta a muchas organizaciones de todos los tamaños, en todos los países.

 

¿Cuáles son los riesgos que amenazan a la Propiedad intelectual?

 

No podemos valorar los costes por una pérdida de reputación o por negocios perdidos, pero sabemos que, el daño a la reputación de una organización que se vea comprometida por una pérdida de propiedad intelectual, es muy importante.

 

Incluso puede llevar a la compañía a la ruina ante la pérdida de confianza de los clientes y del mercado en general.

 

Clientes y proveedores pueden llegar a perder la confianza en el negocio de una compañía que se haya visto afectada por una pérdida de propiedad intelectual.  Ya sea por daños a la imagen o por temor a reincidir en nuevas pérdidas de información que puedan afectar al negocio conjunto.

 

En el caso de un trabajador que se va de una empresa con listas de clientes o listas de precios y características técnicas de productos, llega a la competencia y usa esos datos para desarrollar su trabajo en la nueva organización.

 

Iniciará todas las gestiones posibles para intentar seguir vendiendo a los antiguos clientes en la nueva empresa, pero ello no significa ni que todos los clientes le compren o incluso que cambien de proveedor.

 

Sin duda, en este escenario, aumenta el riesgo pero no podemos medir la supuesta pérdida, antes de producirse. Es necesario poner en marcha los mecanismos para evitar situaciones de fuga o robo de propiedad intelectual, analizando todos los escenarios posibles.

 

¿Qué cantidad de propiedad intelectual hay que proteger?

 

Cuanto más elevada sea la frecuencia de uso de la propiedad intelectual, mayor es el valor que tiene.

 

Un gran volumen de propiedad intelectual puede requerir el mismo coste de protección que un volumen reducido de propiedad intelectual, según la dependencia de la misma, los costes de explotación, la cantidad de personas que acceden a ella y el compromiso con el negocio.

 

Una empresa con una única licencia de un producto que significa el corazón de su negocio, deberá, no solo analizar riesgos conocidos y desconocidos, si no también, cuantificar las posibles pérdidas de su propiedad intelectual.

 

¿Qué ocurre con las empresas que hacen negocios internacionales?

 

Las organizaciones con relaciones internacionales tienen un trabajo importante para proteger la propiedad intelectual y coordinar acciones globales con el objetivo de proteger todos los procesos desde el diseño y fabricación hasta la distribución de sus productos.

 

Abrir el negocio a un mundo global ofrece múltiples ventajas. La posibilidad de fabricar y vender en cualquier parte del mundo abre nuevos horizontes a las empresas y resulta muy atractivo pero a la vez, conlleva muchos riesgos ya que son muchos los actores que acceden a la información.

 

Conviene analizar cuáles son las fuentes de datos y los accesos a la información y tener en cuenta las distintas leyes existentes en cada uno de los países, respecto a la protección de marcas, patentes y copyright.

 

En muchas ocasiones, las relaciones internacionales pueden conllevar acciones de soborno y secuestro de propiedad intelectual.

 

Para ello, es necesario que la empresa, antes de realizar el despliegue en mercados internacionales, analice las particularidades, factores económicos, sociales y culturales propios de cada una de las zonas y se anticipe a los riesgos.

 

La importancia del formato de la propiedad intelectual

 

El formato es un factor que puede afectar en la gestión de la propiedad intelectual y por supuesto, en la forma de protegerla.

 

En algunas empresas la propiedad intelectual se encuentra en ubicaciones controladas.

 

Por ejemplo el algoritmo de Google, está custodiado a través del propio sistema de control y protección de la organización.

 

Pero en muchas empresas, puede ser más difícil de controlar, al tratarse por ejemplo de un proceso empresarial o un contenido creativo, con lo cual, no es tan evidente donde se sitúan los controles para la protección del contenido.

 

Conviene analizar previamente si la propiedad intelectual se encuentra correctamente definida, con inventarios y procesos de negocio claros o si por el contrario existen procesos de negocio difíciles de controlar y proteger que puedan… Clic para tuitear

 

trademark-

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This