redes sociales y falso like

 

 

Sin duda, internet ofrece una cantidad infinita de posibilidades y recursos de aprendizaje para todas las edades e intereses.

 

Los jóvenes pueden llegar a estar, en la actualidad, un promedio de hasta seis horas frente a una pantalla, ya sea del ordenador, tableta o móvil.

 

Las redes sociales, como sus palabras indican, ofrecen la posibilidad de recibir, transmitir y compartir todo tipo de información y opinión, entre personas conocidas y desconocidas, en cualquier lugar del mundo.

 

A pesar de las grandes posibilidades que nos brinda, no debemos olvidar los aspectos negativos que la hiperconexión presenta.

 

Debido a ello, muchos jóvenes aumentan o disminuyen su autoestima en función de la cantidad de seguidores y corazones que obtienen cual triunfo, a lo largo de la jornada, con la incansable proyección de la propia identidad en las redes sociales, bien sea a través de compartir opiniones, noticias, imágenes o comentarios.

 

Los expertos alertan del riesgo que supone para estos jóvenes nativos digitales, el uso de las redes sociales con el objetivo de acumular corazones y seguidores como medallas olímpicas. Clic para tuitear

 

 

Es recomendable una elevada dosis de concienciación, sensibilización y responsabilidad en el uso de las redes sociales.

 

A menudo intentan transmitir una imagen irreal de su propia identidad, bien sea explicando detalles de viajes a lugares jamás visitados, anotando citas de libros no leídos nunca, mostrando imágenes retocadas donde ni son, ni están, ni se les parece, todo ello, para aumentar su popularidad y alimentar su vanidad.

 

La vida real se reduce a poquísimos amigos, en cambio en las redes sociales presumen de tener más de 200 seguidores y quien pueda llegar a tener más de mil, ya es un mito, alguien venerable, con autoridad para mover una masa importante.

 

¿Has visto alguna vez compartir imágenes de algún joven estudiando? Nunca. No existen. Su vida en las redes sociales se traduce en viajar por el ancho mundo, visitar y comprar en templos de moda y cosmética o la pasión desenfrenada por la gastronomía.

 

Una interesante iniciativa es la de Orange con la campaña Por un uso love de la tecnología. Conscientes de la preocupación en el uso de internet, han apostado por un espacio en el que toda la familia puede participar aprendiendo a hacer un uso responsable de los medios tecnológicos.

 

¿Como ayudamos a los jóvenes a hacer un uso responsable de las redes sociales y de la tecnología en general? Clic para tuitear

 

 

Explicando, dialogando, compartiendo y aprendiendo, si es necesario, mutuamente.

 

Uno de los pilares de las redes sociales es la privacidad. Aprender a mantener la privacidad es aprender a gestionar el respeto por uno mismo, por los menores y por los demás, ahora y en el futuro.

 

Cada red social es apta para unas edades y también para unos objetivos, cuantas más aplicaciones consulten, mayor tiempo requiere su gestión.

 

Las redes sociales son el nuevo kiosco de prensa, con cientos de revistas, de temas diversos, imágenes retocadas, información quizás no contrastada y miles de anuncios deseosos de seducir.

 

Nunca te habrás planteado comprarlas todas, ni ocupar la mayor parte del tiempo leyéndolas o mirando fotografías. Pero han vendido por que sus historias han sido pensadas para fascinar y por supuesto, anhelar.

 

Crear ocasiones para la desintoxicación digital es importante, en un mundo de jóvenes nativos digitales, hiperconectados y consumidores de contenido efímero, para los cuales unos minutos de desconexión, pueden llegar a ser un rechazo social ante la pérdida de opiniones o noticias en las no han participado y no han sido protagonistas o, sencillamente, anónimos observadores.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This